Declaración de intenciones

Ilus@ amig@.

Gasta conmigo unos minutos, porque puede que tengamos algo que decir juntos.

Si cantamos con Jonh Lenon:"puedes decir que soy un soñador pero no el único" y seguimos queriendo soñar.

Si queremos seguir creyendo que se puede lograr una mejor calidad de vida para la humanidad.

Si nos afirmamos cada día, con muchas cosas que nos duelen (o justamente por eso), en la validez de los principios de solidaridad.

Si hemos aprendido, entendido y comprendido que lo importante es lo que une y no lo que separa, que ningún fanatismo es bueno, con independencia de sus fines y principios. Que lo único intolerable sería la intolerancia.

Entonces tenemos algo en común con todos aquellos que quieren hacer Política, así, con mayúscula. No con partidos, con ENTEROS.

Venimos dando tumbos entre grandes ilusiones, y pequeñas mezquindades que hipotecan paraísos y queremos hacer algo. Estamos seguros de no resolverlo todo, pero podemos probar a hacerlo distinto, y por eso la carta.

Cuando tanto se habla de la muerte de las ideologías y San Consumo parece ser el único Dios, los que queremos vivir cada día mejor, sentémonos a conversar buscando constructivamente la forma de mejorar la vida. Aprovechemos la experiencia.

Los que vivimos la muerte de los mejores, de aquellos que más lucharon, de los que sacrificaron lo más sagrado para que enriquezcan sus verdugos.

Aquellos que vimos las agotadoras y sangrantes discusiones, las úlceras reventadas, los infartos tempranos. Los pies llagados, los ojos enrojecidos, la furia desbordada. ¿No es hora que digamos basta?

Basta de sacrificio, basta de lucha.

Porque si un padre debe sacrificarse por su hijo y el hijo por su padre. Si Èl se sacrifico por nosotros, sacrifícate por Èl. Y lucha, lucha, lucha, no dejes de luchar...

¿Por qué? ¿De que vale el sacrificio? ¿Renunciar? ¿Para que?

¿Por que es tan importante y tan bueno ser masoquista?

Si alguien me importa y está triste, es sano compartir su tristeza, si es feliz su felicidad. Entonces hay algo que no funciona, no se puede sufrir por el placer ajeno.

¿Es posible ser propietario de una sonrisa? Quien se convierte en custodio no disfruta. Podemos producir placer, pero no almacenarlo.

Por tanto, aprovechemos todo lo aprendido, entrenemos nuestras múltiples capacidades. Esforcémonos trabajando por la felicidad, pero... hagámoslo alegremente, porque no es cuestión de sufrir, buscando como no sufrir.

Si esta fuera una sociedad feliz, sus métodos serían válidos. Si se está suicidando el individuo, la sociedad y el planeta, habrá que revisar valores.

En ese siglo que acaba de terminar, demasiados bellos sueños se convirtieron en innobles realidades. Es hora de revisar la forma de construirlos.

Las obras de los mejores “arquitectos” se construyeron con grandes sacrificios, luchando penosamente, para convertirse en trastos inútiles y antiestéticos, inmorales y antiéticos, de los que no podemos librarnos con los mismos métodos, en un nuevo construir destruyendo.


Puede que tengamos coincidencias, veamos estos temas.

  • a) ¿Para que el sacrificio? El esfuerzo como alternativa.
  • b) ¿Porque luchar? ¿Vale la lucha lo ganado? La comunicación como herramienta.
  • c) ¿Cuestión de poder? Sus opciones, proposiciones y preposiciones. -El Arte del Poder y el Poder del Arte.
  • d) ¿Como queremos vivir? -Un proyecto de Sociedad para un proyecto de individuo.
  • e) De carne y hueso, pensamiento y sentimiento. -Gente, felices con la mayor felicidad general, compartida en un mundo cómodo y bello, moral, ético y estético.

¡Que bonito! ¿No?... ¡Que iluso!

Si, levantemos la bandera blanca de los ilusos, que la ilusión vive mientras haya un iluso que la sueñe.

No, no es tan difícil. Somos muchos los ilusos. Aunque algunos no lo parezcamos, todos los hombres de el mundo somos ilusos.

De raza humana, nacidos en este planeta al que llamamos Tierra, seres únicos e irrepetibles, pensantes y sensibles, ilusos.

Es cierto que hay mucha porquería. En un cuerpo es normal que haya materia gris y materia fecal. El problema es la proporción.

Nuestro mundo esta constipado pero no soporta más purgas, necesitamos encontrar la forma de evacuar los problemas con alegría. Trabajando esforzadamente pero sin sacrificios y sin lucha, cuidándonos porque somos lo único que tenemos.

Nosotros mismos, los demás y el entorno. Yo, la gente y el mundo.

Felices. ¿Pero como?

En cada proposición hay una pregunta y en cada pregunta una invitación.

Estás invitad@. Si nuestra idea te ilusiona, sueña tu ilusión con nosotros, intégrate con los tuyos en la internacional de la ilusión.

Acércate como quieras y puedas a

PROYECTO ONIRIA

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Caray que bien está esta Declaracion de intenciones y el Proyecto Oniria en si mismo, me apunto a seguirlo...y a reflexionarlo porque aqui hay mucho para reflexionar y para debatir. Buen Proyecto. Enhorabuena. Un Abrazo.
Maria Martin Garci

Esteban alvarez souto dijo...

Me ha gustado,sobre todo para reflexionar por y para los demas.

Juan Pablo Puliti dijo...

Me gusta la negación como método.No hace falta destacar nada positivo ya que dejar a un lado lo que nos oprime, aflora lo que somos, limpio de imposiciones.

Juan Pablo Puliti dijo...

Dejo esta poesía de un grande, como elemento fundacional
Los Ilusos
la esperanza fracasa muchas veces
el dolor jamás
por eso algunos creen
que más vale dolor conocido
que dolor por conocer
creen que la esperanza es ilusión
son los ilusos del dolor.
JUAN GELMAN

 
Un diseño de YoHagoWeb el kiosco de los webmasters principiantes